La alicantina ‘Mediterranean Algae’ se prepara para lanzar su primera línea de cosméticos veganos

Tabla de contenidos

La start-up quiere llevar el cultivo de algas autóctonas del Mediterráneo en tierra firme a tres áreas diferentes: alimentación, biofertilizantes y cosmética.

“Cosmética natural y vegana made in Alicante” es lo que quiere ofrecer a los consumidores Mediterranean Algae, la start-up alicantina que trabaja con el cultivo de algas autóctonas del Mediterráneo en tierra firme. Siwid es el primer sérum para la piel que cuenta con tres tipos de algas provenientes de la costa alicantina. Entre ellas, la Ulva Láctuca, más conocida como ‘lechuga de mar‘.

La alicantina acaba de sacar el primer producto de lo que será una línea de cosméticos y según cuentan los fundadores “está teniendo muy buena acogida“. Los primeros en probar el producto han sido sus mecenas, ya que el proyecto se ha financiado a través de un crowdfunding (en el que todavía se puede participar).

El sérum se complementará con otros dos productos, una crema de noche y otra de crema de día con protección solar. Toda la línea está enfocada al cuidado facial y por supuesto en todos ellos están presentes las algas del Mediterráneo. El olor que desprenden tanto el sérum como las cremas es muy natural. Siwid no lleva fragancias porque sus fundadores querían mantener sus valores de producto ecológico y vegano. Por eso, “huele un poco a mar“, comenta uno de ellos.

Aunque el primero de los productos ya ha visto la luz, todavía queda un poquito más para sacar el resto. Está previsto que esté todo listo para que en el mes de junio los productos lleguen a los hogares de las personas que han ayudado a financiar la línea cosmética. Aunque, a través de la página web de Siwid se puede precomprar ya

 

Las algas en sí son nutritivas. “Son muy ricas en oligoelementos, vitaminas y minerales que nutren la piel. Además, se destaca mucho la capacidad antioxidante que tiene y su capacidad protectora contra factores externos de la piel como la luz solar”, explica Silvia Antón.

El origen 

Mediterranean Algae nace en el verano de 2020 cuando un grupo de jóvenes alicantinos vuelve a bucear por los ecosistemas marinos y se topan con algo que llama mucho su atención. ¡Hay vida, mucha vida en el mar! Mucha más de la que jamás habían visto antes de la pandemia. Pero este fenómeno dura poco tiempo porque “la vuelta a la acción del ser humano detiene la naturaleza”, cuentan ellos. 

El equipo lo forman: Silvia Antón, que es oceanógrafa y ecóloga marina; Guille del Barco, biotecnólogo dedicado a la investigación y el desarrollo; Yago Sierras, que se encarga del tema del desarrollo del negocio y el marketing; y Alejandro Simón, que es técnico superior en Acuicultura. Todos ellos, provenientes de diferentes disciplinas, deciden unir fuerzas para el desarrollo de este proyecto de emprendimiento medioambiental, con un objetivo claro: “detener el gran impacto negativo que genera el ser humano en nuestros mares y océanos, destrozando la biodiversidad”, explican en su página web. 

También trabajan con el sector de los biofertilizantes. “Ahora estamos haciendo unas pruebas para el desarrollo de unos fertilizantes a base de algas. Se trata de un proyecto de I+D, que llevamos junto a otra empresa, Cajamar Innova y la Universidad de Almería‘ enfocado a la economía circular”, cuentan. 

La start-up cuenta con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, el Programa InnoCámaras 2021 de la Cámara de Comercio de Alicante y la Diputación provincial. Al igual que ‘RedEco’, la consultoría ambiental de la que hablamos en El Español hace unos días, han participado en el programa Llamp Alicante 2021, cuya cara visible es la Agencia Local de Desarrollo ImpulsAlicante

Autor: Andrea Reinosa

Periódico El Español de Alicante

Edición: 3 de marzo de 2022